Cuarto cumpleaños

Mi persona favorita ha estado de cumpleaños. Victoria, la semana pasada cumpliste cuatro años. No me puedo creer lo rápido que ha pasado el tiempo. ¡Qué barbaridad!

Ya mides casi 1,10 cm y rozas los 20 kg. ¡Pero si con cinco meses pensé que no te podría coger mucho más tiempo! Tienes una talla 28 de pie. Para el verano he tenido que comprar todos los zapatos nuevos.

wp-15965502881415215856875840476035.jpg

Este año han pasado muchas cosas; empezaste el cole de mayores, dejaste el pañal para dormir, hemos estado tres meses encerradas en casa, aprendiste a montar en bici, te atreves a nadar sin manguitos donde haces pie, has ido a tu primer cursillo de verano. ¡Un año muy productivo!

Eres una niña muy buena. Te portas muy bien y eres súper obediente. También eres muy responsable. Te enfadas cuando alguien cruza en rojo o cuando ves a peatones por el carril bici. “¡Muy mal!” dices ahora cuando nos cruzamos a alguien sin mascarilla por la calle.

Te miro y te admiro. Te entregas a tope con todo lo que propones. Estoy muy orgullosa de ti.

Cada día te superas y consigues nuevas metas.

¡Eres un loro! Hablas mucho. Pero mucho, mucho. Te acuestas y te levantas hablando. ¡No paras! Algunos días me vuelves loca con tu verborrea y con tu lengua de trapo que todo lo repite. ¡Te quedas con todo! Yo me río muchísimo con tus expresiones. Eres una niña muy curiosa. Ya me has sorprendido con alguna pregunta. Me has pillado tan desprevenida que sudé la gota gorda hasta que encontré la respuesta que te dejó satisfecha.

Sigues siendo muy tímida. Bueno, te cuesta entrar. Cuando no conoces a las personas o la situación es extraña para ti, prefieres observar hasta que te sientes cómoda. Como yo. Pero cuando coges confianza eres una loquita muy simpática y divertida que se mete a todo el mundo en el bolsillo.

wp-159655026555589020753450493402.jpg

Tienes mucho instinto maternal. Definitivamente, infinitamente más que yo. Te encanta pasar rato con tus muñecas. Jugamos mucho a las mamás y bebés. Cuando me dejas ser la mamá, te acurrucas en mis brazos y quiero que se pare el tiempo. Te encanta coger a tu primo Fernandito y hablar por teléfono con tu prima Marta. Pasarías horas jugando con Noa. Eres feliz cuando estás con ella. La adoras. Los abuelos y los titos son tu gran debilidad. Los hemos echado mucho de menos estos meses de confinamiento.

Eres super cariñosa. Me espachurras con tus abrazos. Me aprietas tanto que a veces, sin querer, me haces daño. Me comes a besos por las mañanas. No paras hasta que abro los ojos.

Tus abrazos son la mejor medicina para los días en los que estoy triste.

Te encanta bailar y cantar. Me sorprende lo bien qué entonas y la memoria que tienes para aprenderte todas las canciones. Te sabes muchísimas.

Creo que, como a mi, te va a gustar estudiar. Te encanta hacer “deberes” y repasar las letras. Recortar es una de tus pasiones. Alucino con tu amor por los libros.

Eres muy presumida. Te encanta llevar abalorios. Casi siempre, eliges tú la ropa y la combinas muy bien. Me preguntas, “¿mami, esto me pega?”. Y a mi se me cae la baba.

wp-15970557784165489136129684923854.jpg

Eres muy activa. No paras de hacer cosas. Me desborda tu imaginación. Siempre estás ideando cosas. “Mami, tengo una buena idea”. Y ahí empiezo a temblar…

Casi todas las noches te pasas a mi cama de madrugada. Al principio insistía en que volvieses a tu cuarto. Ahora ya no. No hay nada que me guste más que despertarme y verte a mi lado.

Cada vez hacemos más cosas juntas: nos duchamos y cenamos juntas. Nos enjabonamos y nos reímos mucho. Seguimos jugando a ver quién hace el pis más largo dentro de la ducha. A ti te encanta. Y a mi también. Aprovechas cualquier despiste para quitarme comida de mi plato. Tú, feliz con tu travesura. Yo, más feliz porque, sin darte cuenta, pruebas nuevos alimentos. A ver si arreglo mi bici y damos paseos juntas. Lo estás deseando. Aún así noto que te estás haciendo mayor. Cada vez haces más cosas tú solita y yo tengo más tiempo para mi.

Te quiero hasta el infinito con tus virtudes y tus defectos; adoro tu risa contagiosa y me desesperan tus excusas para no dormirte. Me río con tus ocurrencias y me agota tu insistencia por ver la película Río. Muero por tus besos y huyo de tus piques cuando te gano al dominó de animales. Sonrío con tus travesuras y procuro no hacer mucho caso a tu cabezonería.

Victoria, eres única y especial.

wp-15965498794544151008510576810936.jpg

Otro año más hemos pasado tu cumpleaños fuera de casa. Esta vez estuvimos toda la familia junta; los abuelos, los titos y la prima. Se te veía muy feliz. Desde hace meses que tenías en la cabeza un cumpleaños de sirena. Conseguí algunos globos y algo de decoración. Disfrutas con cualquier cosa y eso es una maravilla para todos.

Me has enseñado que no hace falta hacer una gran fiesta para que sea un día inolvidable y lleno de sorpresas.

wp-15965501960147511753176904046469.jpg

Mi niña, tan pequeña y tan grande. Eres la que sana todos mis males. Lo mejor de mi vida. Eres mi todo. Gracias por enseñarme, cada día, lo que de verdad importa. Gracias por este viaje tan maravilloso que estoy viviendo a tu lado. Por todo lo que estamos aprendiendo juntas. Me tienes loca de amor. Al final todo me compensa por tenerte en mi vida. Y porque no hay una cosa que me guste que poder pasar tiempo contigo. Victoria, gracias a ti me esfuerzo cada día por ser mejor madre y, por supuesto, mejor persona. Lucho por estar bien y ser feliz. Todo lo que hago es por ti y para ti.

Te quiero mi pequeña Victoria. ¡¡Felices cuatro años!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s